Buscar este blog

domingo, 6 de marzo de 2011

PINTURA GÓTICA FLAMENCA


Se desarrolla en Bélgica y Holanda llegando a un gran desarrollo por el nivel económico de Flandes. La burguesía será la que impulse la pintura en esta zona, y su carácter comercial hará que llegue a todos los puntos de Europa.

Se inspira en las pinturas miniadas, en el Gótico Internacional y algunos en la pintura Italo-Gótica. El detallismo y la minuciosidad serán características en esta pintura, siempre guardando proporción.

Utilizan la pintura al óleo, lo que permitirá un avance inmenso en la técnica de luces y sombras, el volumen y el colorido. El óleo permite corregir, por lo que las pinturas serán más perfectas. Desarrollan también gracias al óleo el estudio de las veladuras y transparencias en ropajes y vidrio. Sobre el óleo se pone una capa de barniz para proteger la pintura.

El soporte es la madera que se deja secar por completo para que no se abra, y sobre ella se aplica una capa de estuco o se coloca una tela ligera.

La temática es muy variada, además de temas religiosos muchos inspirados por los Evangelios Apócrifos, se generalizan los retratos y los temas costumbristas. Son realistas, representan lo que ven, y muy aficionados a los interiores, aunque cuando pueden abren el horizonte e introducen paisajes de Flandes. Utilizan la perspectiva lineal que pone el punto de fuga en el horizonte de la pintura.

Hay una gran armonía compositiva en las obras, con perfecta distribución de las masas y de las figuras.

El óleo les permite estudiar el volumen, especialmente en los pliegues de los ropajes, y con el uso de tonalidades también en los cuerpos. Representan los paños en forma de zig-zag, con plegados amplios y quebrados. Las figuras aparecen enfundadas así en ampulosos trajes de paños amplios. También estudian los brocados: el oro y el terciopelo.

En la pintura religiosa destacan los retablos, dípticos y trípticos.

Hay varias etapas en esta pintura:

1ª Generación (finales del XIV hasta mediados del XV): Maestro de Flémalle o Robert Campin, Hubert Van Eyck, Jan Van Eyck, Roger Van del Weyden y Dieric Bouts. (pincha cada artista para ver)

2ª Generación (segunda mitad del siglo XV): Hans Memling, Gerard David y Hugo Van der Goes. (pincha cada artista para ver)

Enlace con el Renacimiento (principios siglo XVI): El Bosco y Joachim Patinir. (pincha cada artista para ver)

En España encuentra un amplio campo de desarrollo y los artistas serán fieles seguidores de los maestros de Flandes, aunque hay una mayor simplificación en la elección de colores y un menor detallismo. Los paisajes también serán menos minuciosos, así como el estudio de la perspectiva que sitúa la línea del horizonte en un punto demasiado alto.

Los pintores españoles de la corriente gótico flamenca sí son más expresivos que sus maestros de Flandes rozando a veces lo caricaturesco, y la temática es eminentemente religiosa.

Hay muchas obras anónimas, los autores conocidos se agrupan en varias escuelas:

Escuela de Castilla: Fernando Gallego, Jorge Inglés y Juan de la Ponce.


JORGE INGLÉS fue un pintor nacido en Gran Bretaña que viajó a Flandes y de allí a España para pintar en la Catedral Vieja de Salamanca. El Retablo de San Jerónimo del Monasterio de la Mejorada en Olmedo, hoy en el Museo de San Gregorio de Valladolid.




De Inglés destacan también los retratos del Marqués de Santillana y su esposa (Colección del Duque del Infantado, Madrid).



Escuela Levantina y Catalana: Lluis Dalmau, Jaime Huguet (en Cataluña), Jacomart y Joan Rexach (en Valencia). (pincha cada artista para ver)

JAUME BAÇO ESCRIVÁ, conocido como JACOMART, probablemente fue discípulo de Lluis Dalmau, fue maestro y colaboró con Rexach que terminó varias de sus obras a su muerte. Pintor de corte de Alfonso V de Aragón. “La última Cena” (1450, Museo de la Catedral de Segorbe), “Retablo de la Colegiata de Játiva” o “Tríptico Borgia” encargada por el futuro Papa Calixto III




JUAN REXACH (1431-1484), discípulo y colaborador de Jacomart al que superó en fama. Catalán de origen desarrolló su trabajo en Valencia. Realizó numerosos retablos como el de Santa Úrsula (Museo Nacional de Arte de Cataluña), iniciado por Jacomart; Retablo de San Martín en la Catedral de Segorbe. Aquí vemos el “Retablo de Santa Catalina” en la Iglesia de Villahermosa, Castellón.




Adoración de los Magos” (Museo Nacional de Arte de Cataluña). Se trata de una de las tablas del Retablo de la Epifanía realizado para la Iglesia de Rubielos de Mora, Teruel.



Y la Escuela Aragonesa: Bartolomé Bermejo. (pincha cada artista para ver)

VOLVER

No hay comentarios:

Publicar un comentario