Buscar este blog

viernes, 19 de marzo de 2010

PINTURA GÓTICA FLAMENCA: JOACHIM PATINIR

JOACHIM PATINIR (Dinant? 1480?-Amberes, 1524), Pintor flamenco que supone, junto con El Bosco, el enlace entre Gótico y Renacimiento en la Pintura Flamenca.

Maestro del paisaje, fue considerado por su amigo Durero como “un buen pintor de paisajes” aunque siempre están supeditados a un tema central por lo general religioso, aunque hay alguna excepción. Durero precisamente realizó un retrato del artista. El paisaje es concebido por Patinir como reflejo divino, teniendo al igual que en la mayoría de las obras de la época, una gran carga simbólica.

Firmó algunas de sus obras, pero otras muchas son de atribución tanto a él como a su taller, la datación de alguna de ellas es un tema complicado. Utiliza óleo sobre tabla como es común en el Arte Flamenco. En ocasiones se limita a pintar los fondos de paisaje para obras de otros artistas, como Quintín Metsys, gran amigo suyo, en “Las tentaciones de San Antonio”.

La carga de fantasía que imprime a sus obras lo sitúan a la altura de El Bosco o de Bruegel, sobre éste último ejerció gran influencia.

Es un maestro de la utilización del color que cambian progresivamente con la altura de la pintura, siendo los tonos pardos propios de la parte baja y añadiendo sucesivamente verdes y azules en altura y profundidad. Sus representaciones rocosas son más realistas y naturalistas, ya no tan acartonadas, como en otros artistas de la época, pero no se puede atribuir a sus paisajes un lugar concreto, sino que es obra de su imaginación. La mayoría de sus obras muestran las escenas a vista de pájaro, de forma que es el paisaje el protagonista y la escena central queda convertida en una mera anécdota. Esto podría ayudar al estudio de la perspectiva, pero no destaca por su maestría en este campo ya que se limita a hacerlo por la superposición de colores dominantes.

Pasó el final de su vida en Amberes de cuya cofradía de pintores formó parte junto con Metsys (gremio de San Lucas), y allí trabó amistad con Durero.

Hay varios temas muy repetidos en su pintura, parece que se haya especializado en la representación de determinados pasajes de la historia del Cristianismo.

Bautismo de Cristo” (Kunsthistorisches Museum, Viena). Como en la mayoría de sus obras, el tema parece supeditado al paisaje. Es una de las obras firmadas, por lo que sabemos que él es el autor.


Caronte Cruzando la Laguna Estigia” (Museo del Prado). El eje de la pintura lo establece el río y sus dos orillas. Está realizada a vista de pájaro pero al perspectiva se limita a la utilización de los diferentes tonos de color superpuestos de forma horizontal. Como en el resto de sus obras, el paisaje no se corresponde a un lugar concreto.



San Cristóbal llevando a Cristo niño” (Rockox House, Amberes). Tema muy popular en la época y hasta el siglo XVII, ya que ésta imagen de San Cristóbal protegiendo a Cristo Niño se identificaba con la protección de los niños frente a la muerte súbita.


La huída a Egipto” (The Hermitage, St. Petersburg), una de las múltiples representaciones de éste tema.


La huída a Egipto” (Koninklijk Museum voor Schone Kunsten, Amberes)


Descanso en la huída a Egipto” (1515-1516, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid)


Descanso en la huída a Egipto” (Strossmayer Gallery, Zagreb)


"La Oración de San Juan Bautista” (Musées Royaux des Beaux-Arts, Brussels). Sigue el modelo de la mayoría de sus obras, siendo el Bautista el eje de la pintura, a la izquierda vemos un fondo rocoso, a la derecha el río Jordán serpenteante. En el río representa una segunda escena evangélica: el bautismo de Cristo, siguiendo la moda típicamente gótica de superponer varias escenas diferentes en una única representación. Cristo aparece también caminando hacia el Bautista que está predicando. Introduce elementos simbólicos. Por un lado el árbol muerto con la parra enroscada que simboliza el árbol de Conocimiento del Bien y del Mal, que se secó según la leyenda después de que Adán y Eva comieran de él. Pero comienza a florecer de nuevo con la llegada de Cristo, que es la Vid. Por otro lado la Vid representa también la fidelidad y la inmortalidad y se enrosca en el Árbol de la Vida que es Cristo.


Descanso en la Huída a Egipto” (Museo del Prado, Madrid). Es una de las obras en las que mejor se observa la supeditación del paisaje a la escena. Está llena de detalles.

Oración de San Jerónimo” (Museum Mayer van den Bergh, Amberes), probablemente realizado junto con los pintores de su taller. Nos lo muestra como maestro del detalle siempre envuelto en un profundo fondo paisajístico.


Tentaciones de San Antonio” (1515, Museo del Prado, Madrid), realizado junto a Quentin Metsys, Patinir es autor del paisaje. Aparece la firma para confirmarlo.


San Jerónimo” (National Gallery, Londres)


San Jerónimo en el desierto” (1515-1519, Museo del Prado, Madrid), una de las que aparecen firmadas por el autor. De nuevo repite un tema ya realizado anteriormente.



San Jerónimo en el desierto” (1520, Museo de Louvre, París)


Tríptico” (1520, Metropolitan Museum of Art, New York) En el panel central aparece San Jerónimo penitente, a su izquierda el Bautismo de Cristo y a la derecha otra imagen de un santo en oración.


2 comentarios:

  1. Belo Blog. Parabéns. Em 2007 quando estive na Espanha ,Fiquei muito impressionado quando conheci a obra de Patinir. Recentemente assistindo aula de História da Arte vi que a maioria das pessoas não conheciam este pintor. aproveito para recomendar: sambaconflamenco.wordpress.com (Cultura, Informação e Política-Brasil/Espanha). Meu nome-Luís Carlos Sil.Um Abraço e TUDO de Bom.

    ResponderEliminar