Buscar este blog

jueves, 23 de abril de 2009

EL EPIPALEOLÍTICO Ó MESOLÍTICO (10.000-5.000 a. Cto.)




A este período corresponde la mayor parte de la pintura de la costa Levantina española. En ella podemos observar el cambio radical en la sociedad. Aparecen ya escenas de agricultura y tácticas de guerra, mejorando el armamento con respecto al del Paleolítico.

En las pinturas se destaca el movimiento, para lo cual se disponen los brazos y piernas en forma de ángulo ó arco. Las escenas de caza son las más representativas, sobre todo de ciervos y cabras. Hay también escenas religiosas, sobre todo danzas rituales.

Estas pinturas aparecen en cuevas poco profundas, abrigos en las rocas, lugares siempre cercanos a riachuelos, lagos, etc.

El tamaño de las figuras es pequeño, siluetas realizadas de forma monocromática, en un único color, predominando el ocre.

Ejemplos importantes son las "Pinturas de Cogull", en Lérida, cuya escena más representativa es la de la danza de un grupo de mujeres en torno a un hombre.



En Valltorta, Castellón, hay una serie de cuevas entre las que destaca "La Cueva de los Caballos" en la que se representan escenas de caza.



"La Cueva del Civil" en Castellón, con escenas de preparación para la caza.




No hay comentarios:

Publicar un comentario