Buscar este blog

lunes, 26 de diciembre de 2011

ARQUITECTURA ITALIANA DEL QUATTROCENTO: PALACIOS DE FLORENCIA

Palacio Medici-Ricardi (Florencia, 1444). Realizado por Michelozzo di Bartolomeo, discípulo aventajado de Ghiberti y de Donatello, con los que colaboró en varias obras. Marca el estilo en el que se realizarán los palacios a partir de ahora junto con el “Palacio Pitti”. Tiene tres cuerpos horizontales separados por cornisas voladas en los que cambia el modelo de sillar para jugar con el claro-oscuro. En los pisos más bajos el sillar es más marcado o almohadillado y se suaviza con la altura.




Juega en la fachada con los vanos, en el primer piso alterna arco con dos vanos cuadrangulares, pero no todos los arcos son iguales ya que uno enmarca la puerta de entrada y los otros enmarcan ventanas coronadas por frontones triangulares. El alero o cornisa superior sobresale de forma destacada.



El interior se distribuye alrededor de un patio central como es tradicional, y cuenta con un pequeño jardín. Servirá de inspiración a Fancelli en la realización del Palacio Pitti.




“Palacio Pitti” (Florencia, 1458). Atribuido por Vasari a Brunelleschi, hoy es ampliamente reconocido que su autor fue Luca Fancelli, discípulo del artista. Realizado por encargo de Luca Pitti, banquero y aliado de los Medici. Quería que fuera un palacio que superara en magnificencia al “Palacio Medici-Ricardi”, de hecho se convirtió en Palacio Real entre los años 1865-1871 en que la corte italiana se trasladó a Florencia convirtiéndola en su capital. Si se convertirá en referente para los palacios europeos de épocas posteriores, así como los de la Italia del Cinquecento.




Tiene una planta rectangular que marca mucho la horizontalidad, tanto por sus dimensiones como por la superposición de los pisos y la utilización de sillar almohadillado bien cortado pero rústico ya que los tamaños de cada sillar son diferentes aunque domina la forma rectangular.




Sus formas constructivas en conjunto dan como resultado un edificio de apariencia maciza y dura.




La fachada se divide en tres cuerpos separados por balaustradas. El sillar almohadillado es más marcado en el primer cuerpo y se va suavizando con la altura. También el número de ventanas varía con la altura, en el primer cuerpo el número de vanos aparentemente es menor ya que alterna vano rectangular con arcos de medio punto, en los dos siguientes pisos unifica el vano en forma de arco, siendo el número de vanos el mismo en cada piso.




En su interior, como todos los palacios de la época, un gran patio articula la distribución de las estancias, pero este patio no está totalmente cerrado, ya que se abre a un gran jardín en el lado opuesto de la fachada mediante una arquería.



Palacio Strozzi(Florencia, 1489), Giuliano da Sangallo realizó una maqueta en madera entre 1480-1490, pero Vasari atribuye su diseño a Benedetto da Maiano, otro de los discípulos de Brunelleschi, y a su muerte lo continuaría Simone del Pollaiolo que realiza la cornisa y el patio porticado en 1504.



Construido por encargo de la familia Strocci, banqueros adinerados de origen napolitano que se convirtieron en una de las familias más poderosas de Florencia y rivales de los Medici.



Sigue los modelos del “Palacio Medici-Ricardi”, aunque en muchos casos lo supera por la armonía de su fachada coronada por la amplísima cornisa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario