Buscar este blog

domingo, 17 de mayo de 2009

ESCULTURA CLÁSICA GRIEGA s. V-IV a. Cto.

Aparecen los primeros nombres de autores importantes ya en el siglo V a. Cto.

Utilizan principalmente el bronce, y destacarán por el estudio que hacen de las obras ya que buscan el canon perfecto, las proporciones más perfectas en la obra.

Hay una serie de ejemplos que aún enlazan con el preclásico:

"El Auriga de Delfos" (siglo V a. Cto., Museo de Delfos) que es una de las pocas obras clásicas cuyo original en bronce ha llegado a nuestros días. Representa a Polisalos de Gela, que fue el vencedor de una carrera de cuadrigas. Hay sencillez en la forma de realizar la túnica y un ligero tratamiento de los pliegues. Ya ha desaparecido la sonrisa arcaica, su rostro es de concepción clásica. Estaba policromada. Bronce, plata (diseño banda), cobre (labios), cristal y piedra (ojos). 1,8 m altura. Ofrenda del tirano de Gela (Sicilia) para celebrar una victoria en los juegos del 478 o 474.



"Los Tiranicidas(siglo V a. Cto. Museo Arqueológico de Nápoles). Ya tiene una concepción totalmente clásica. Era una representación de grupo y la que ha llegado es copia romana en mármol del original griego en bronce. Ya hay movimiento en las figuras. Se trata de una representación de Aristogitón y Harmodio, los dos amantes que asesinaron al tirano Hiparco en Atenas.



El grupo primitivo fue destruido en el 480 a.C. cuando Jerjes, con sus tropas persas, asoló Atenas. El original de lo que vemos, realizado entre el 480-470 a.C., obra del escultor Critias y del broncista Nesíotes, se ha perdido. Lo que conocemos proviene de la cerámica o de copias romanas, como es este caso. Aristogitón, ateneniense de clase media, y su joven amante, Harmodio, de clase alta, asesinan en el 514 a.C., por motivos personales, a Hiparco, que gobernaba como tirano en Atenas junto con su hermano Hipias. Ajusticiados los tiranicidas casi en el acto, a los cuatro años, y con un gobierno democrático, los atenienses los toman como héroes y mártires de la libertad. Las copias no se han encontrado juntas, pero tal vez por un criterio modernista, así se las ha colocado. En todo caso, así aparecen también en la cerámica ática. La posesion del espacio, la ausencia de frontalidad, y el movimiento, indican que está ya muy cerca el periodo clásico de la escultura griega. 

"Frontones del Templo de Afaia" en Egina, (s. V, Gliptoteca de Munich). Con escenas de la Guerra de Troya.



"El guerrero herido", pertenece al frontón del templo de Afaia en Egina y aún tiene rasgos arcaicos ya que aún aparece la sonrisa. Es mezcla de bronce y piedra. Gliptoteca de Munich.




"Templo de Zeus en Olimpia" (s. V a. Cto. Museo Arqueológico de Olimpia)

Toda la decoración escultórica del templo estaba hecha de mármol de Paros, y las tejas del techo eran del mismo mármol del Pentélico que se usó para construir el Partenón en Atenas.

El tema que unifica la iconografía del templo es la diké, la justicia basada en las costumbres que representa Zeus, su defensor.



El frontón oriental mostraba la mítica carrera de carruajes entre Pélope y Enomao, con Zeus parado en el centro y flanqueado por pares de héroes y heroínas, también de pie, y ambos grupos de carruajes, además de figuras recostadas en las esquinas. Hipodamía y su criada se ubican a la izquierda del Zeus (el norte) y Pélope a su derecha. Se ha descubierto una gran parte de las quince figuras mediante excavaciones; aún así, los eruditos en el tema discuten la ubicación e interrelación de las seis figuras sentadas o arrodilladas dentro de la totalidad, así como sus identidades específicas.



El frontón occidental mostraba la Centauromaquia, el enfrentamiento durante la boda de Pirítoo entre lápitas y centauros, quienes habían transgredido la xenia, las normas sagradas de hospitalidad sobre los que se apoyan las conductas sociales. Apolo se hallaba parado en el centro, flanqueado por Pirítoo y Teseo. Los lápitas representaban el orden olímpico civilizado, mientras que los centauras representaban la naturaleza primitiva de los seres ctónico beings; el friso también recordaba a los griegos del siglo V a. C. su victoria sobre los persas, la amenaza «foránea» al orden helénico.



El pronaos y el opistodomos, el pórtico de entrada y el falso pórtico trasero que servía para dar equilibrio al diseño, se construyeron in antis, con seis metopas en cada extremo, grabados con los doce trabajos de Heracles, donde el héroe derrota a una serie de criaturas y monstruos que amenazan el orden de los justos.


Los Principales escultores clásicos griegos son:

No hay comentarios:

Publicar un comentario