Buscar este blog

lunes, 26 de diciembre de 2011

ESCULTURA RENACENTISTA ITALIANA

En el caso de la escultura renacentista si encontramos una ruptura radical con los modelos medievales. Se trata de una vuelta a los modelos clásicos greco-romanos que se produce en Italia en el siglo XV mientras que el resto de Europa sigue desarrollando la escultura gótica tal y como ya la hemos analizado.

Si la escultura gótica tiene una finalidad narrativa y expresiva con la finalidad de enseñar a los fieles, el Renacimiento va a desarrollar una escultura muy sensorial cuya finalidad está en sí misma, en disfrutar de la contemplación de la obra, es un placer estético.

El individualismo que ya pudimos ver en la Arquitectura Renacentista se plasma también en la Escultura, dándose una libertad plena al artista, lo que se manifestará en el uso de muy diversos materiales, variedad en las temáticas y en los estilos.

El escultor al igual que el arquitecto se liga a un mecenas, pero ya no hay sujeción a los deseos de éste, el artista es libre para crear aunque se le imponga un tema. Por otro lado deja también de ser anónimo, firma sus obras y adquiere fama y dinero por ellas.

Las temáticas desarrolladas son variadas: Sigue habiendo mucha obra de temática cristiana pero ahora se vuelve al clasicismo y con ello a la temática pagana y mitológica, se desarrolla también el retrato. El desnudo vuelve a desarrollarse como se hacía en época clásica, buscando proporciones y belleza, el artista renacentista realiza un auténtico estudio anatómico.

Las obras de conjunto deben ser armónicas tanto en escultura exenta o de bulto redondo como en relieves. El realismo domina, tratan de representar lo que ven con la mayor precisión posible.

El hecho de que en Italia se haya desarrollado una poderosa burguesía hace que fluya el dinero, y esto se ve reflejado en los materiales que utiliza el escultor, mucho más ricos y de gran tamaño.

Materiales:
  • Piedra: especialmente mármol.
  • Metal: bronce hueco.
La ubicación de la obra es importante, se llenan las calles de escultura, las casas y palacios, y siguen encargándose para las iglesias donde decoran altares, mausoleos, capillas, fachadas,... como en época medieval.

Los artistas que introducen estas nuevas tendencias pertenecen al Treccento: La familia Pisano, Arnolfo di Cambio...

Etapas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario